Está aquí: Home Un Día En Oriente Julio Sitios de interes Nueva Esparta Viva la experiencia en Pueblos de Margarita

Viva la experiencia en Pueblos de Margarita


Un lugar muy especial abrió sus puertas el pasado mes de agosto en la Isla de Margarita. Se trata de Pueblos de Margarita, Museo de Música, Arte y Folclor, dedicado a exaltar los acervos culturales de Nueva Esparta. En un recorrido de casi cuarenta minutos nos deleitamos con todo lo que a la vista conseguimos en este espacio mágico que evoca antepasados y recrea la historia local.

Llegar es muy sencillo. Tome la carretera Juangriego-La Guardia hacia la parte norte de la isla, y a escasos kilómetros de llegar a Juangriego encontrará esta gran obra que por su dimensión captará  de seguro el lente de su cámara. Estacione y prepárese para disfrutar la experiencia.

En la puerta debe pagar una entrada (Bs.20mil para Adultos y Bs.10mil mayores de 65 años y niños entre 5 y 12 años). Enseguida, el guía a cargo comenzará su relato. Escuche atentamente, pregunte y déjese cautivar por las fotografías y variadísimos objetos dispuestos en paredes, mesitas y mostradores. Escafrandas, equipos antiquísimos de buceo, conchas y otros ejemplares que datan del año 1884 se exhiben en “La casa de las perlas” para comentar sobre la extracción de perlas y la rastra empleada por los europeos para enriquecerse a costa del trabajo de indígenas venezolanos y esclavos traídos a este continente.

A continuación la Bodega de Watan o del “chino” Watan como le decían cariñosamente los margariteños al llegar éste a tierras venezolanas y abrir la primera bodega y la primera lavandería de Nueva Esparta. Pares de “zapatos maqueros”, cántaros de leche, botellas de cola, vasijas, juegos de té, y otras tantas curiosidades le dejarán sorprendido. En un ala especial, instrumentos, adornos y utensilios hechos en madera y barro por nuestros indígenas venezolanos cubren las paredes e impregnan el espacio de pura energía de la prodigiosa tierra del Amazonas.

Justo al frente, un pequeño cuarto dedicado al pueblo de San Juan, con sus cotizadas hamacas, una máquina para coser sombreros de cogollo, una prensadora de tabaco, entre lo más destacado. Artesanía de El Cercado y Pedro González, botijuelas y esteras, recrean la vista de los visitantes.

Continúe el paseo hacia el Museo de la Música, pleno de instrumentos autóctonos y otros no tan populares como el curioso “sekesekeima” (violín fabricado por los indígenas waraos) y otros elaborados con caracoles, troncos, plantas y huesos. Tambores y otros instrumentos de percusión de origen africano reposan en este espacio. Rocolas, instrumentos de viento, picós, tocadiscos y la Colección Margarita y sus Músicos serán toda una distracción. Hermosísimo el espacio de la Galería de Arte dedicada a mostrar el trabajo de pintores que hacen vida en Nueva Esparta, reconocidos por su aporte a la Plástica, algunos de ellos: Cruz Acosta, José Morales, Francisco Guerra, Arturo Millán, Theo Mora.

Esto ha sido sólo la primera parte del recorrido de Pueblos de Margarita. Son 1100m2 de construcción en dos hectáreas de terreno. El Fogón es para deleitarse, con la Troja que se utilizaba para almacenar los gramos. En un lateral, como para fotografiar, toda una pared dedicada a las fachadas de La Asunción.

Cada detalle ha sido atendido por Alexis Marín y su equipo, cada objeto evoca el pasado, los equipos de cine que fueron traídos para ofrecer este arte a los margariteños en el Cine Porlamar. La Casa de Retratos, El Dispensario, la preciosa capilla en honor a la Virgen del Valle, el salón de clases dedicado a su madre, la señora Luisa Chang, quien se desempeñó por setenta años como maestra en las escuelas de la isla.

La Biblioteca es el lugar más preciado del creador de esta iniciativa única en el estado. Alrededor de tres mil títulos sobre la historia local y la hemeroteca de los diarios regionales forman parte de este espacio ideal para estudiantes e investigadores.

La Casa del Libertador y una réplica tamaño natural del Padre de la Patria se erige en una terraza con una vista excepcional hacia al Mar Caribe. El Bar Dancing es otro de los rincones predilectos, además punto de hidratación para los comensales.

De lunes a viernes puede disfrutar de esta experiencia desde las 9am hasta las 4pm.