Está aquí: Home Un Día En Oriente Abril Sitios de interes Monagas Caripe del Guácharo: una tierra donde crece el turismo y la agricultura

Caripe del Guácharo: una tierra donde crece el turismo y la agricultura

Ubicada en la zona norte del estado Monagas, la población de Santo Angel Custodio de Caripe representa todas las posibilidades para el turismo. El largo nombre con el que fue bautizado, fue poco a poco sustituido por Caripe del Guacharo o simplemente Caripe.

En esta tierra, donde la agricultura es uno de los principales factores de producción, se respira un clima propicio para el descanso y para aventurarse en la exploración de un pueblo cuyos habitantes están acostumbrados a dar buen trato y una calurosa bienvenida a quienes los visitan.

Desde el camino

Cuando se decide uno a ir a Caripe, se puede estar seguro de que no deberá esperar llegar al pueblo para comenzar a disfrutar de un paisaje y un clima montañoso en el que se respira un aire de tranquilidad que llena no solo las vías respiratorias, sino que invade la totalidad de la persona.

El recorrido se vuelve toda una experiencia al ver en la orilla de la carretera a expendedores de frutas y verduras fresquísimas, recién traídas de huerto. Muñecos, dulces y licores adornan las posibilidades para quienes gustan de lo hecho en casa.

A Caripe se puede llegar desde el estado Sucre por una pequeña pero muy agradable carretera que atraviesa pueblos que en si mismos tienen muchos encantos. También hay acceso desde Maturin, capital del estado Monagas en un recorrido que de principio a fin estimula los sentidos.

Dominios del guácharo

El principal elemento al que se asocia a Caripe es al Guacharo, el ave que habita principalmente en la cueva que se ha convertido en uno de los iconos turísticos mas reconocidos en el mundo entero.

Allí todo existe el ambiente propicio para el turismo. Exposiciones, explicaciones, guías y venta de souvenirs; todo esta dispuesto para explorar en el misterioso mundo del guácharo, un ave nocturna cuya cueva es recorrida por una ruta controlada por las autoridades ambientales y turísticas estatales, para proteger el hábitat de esta especie animal.

Al entrar la noche los guacharos salen en bandada y con sus graznidos demuestran que aunque el hombre ha intervenido en su mundo natural, ellos están en sus dominios.

Naturaleza a granel

Caripe es un pueblo que ha crecido. Hoteles, posadas y nuevas urbanizaciones nacen junto a las ya existentes coloridas casas en las que no faltan flores y pequeñas huertas. Sus limpias calles nos llevan a la plaza que circunda la iglesia.

Las siembras de café, las matas de jugosas naranjas, los rosales y una maravillosa variedad de orquídeas se pueden encontrar en Caripe.

En el mercado del pueblo hay de todo. La rica artesanía se luce en mesones, las verduras aun huelen a tierra fresca, la venta de ajiceros, empanadas y otros insumos siempre esta acompañada de la sonrisa fácil y la buena atención.

No puede uno perderse de probar las mermeladas y las fresas, con crema o sin ella, se hace agua la boca al sentir el aroma de este fruto. Es inevitable llevar con uno las adornadas botellas de licores que van desde el café hasta las rosas, pasando por una variedad interminable de frutas solas o en combinaciones. Si tiene dudas sobre cual le puede gustar mas, no se preocupe porque vasito en mano usted puede probar los que quiera. Eso si no haga esta prueba cuando vaya a manejar, porque entre probadita y probadita se termina algo alegre y por supuesto con ganas de volver.