Lorenzo reta a Valentino Rossi

Deportes

El piloto español de MotoGP Jorge Lorenzo, segundo en la clasificación tras el italiano Valentino Rossi, ha dicho ayer que no ve imposible conseguir el Mundial a pesar de la caída padecida en el Gran Premio de San Marino, que le privó de recortar la distancia respecto al líder. El piloto balear (Yamaha YZR M 1), segundo clasificado en la general a 23 puntos del italiano, no ve “imposible” alzarse con su tercer título de la máxima categoría del motociclismo cuando faltan tan solo cinco carreras para su finalización, destacó Efe. “Tengo menos presión que antes y no hace falta ganar todas las carreras, terminando por delante de Valentino (Rossi) bastaría para ganar el campeonato”, ha explicado en un acto comercial celebrado en Barcelona.


Las esperanzas de Lorenzo pasan por la punta de velocidad de su Yamaha, que le permite ser “entre tres o seis décimas” más rápido que su compañero de equipo, a quien ha avisado de que “mucha calculadora tampoco puede utilizar”. “Si yo tuviese menos velocidad que Valentino, sería más improbable ganar el campeonato. Pero sabiendo que le saco medio segundo en la mayoría de circuitos, creo que terminar primero o segundo es algo difícil, pero que veo posible”, ha precisado.

Por ello, se ha mostrado esperanzado en acabar por delante de Rossi en las carreras de Aragón, Japón, Australia, Malasia y Comunidad Valenciana, si bien ha subrayado que el campeonato “se ha complicado” tras su caída en Missano. “Rossi es muy frío y va a ser muy complicado recuperarle puntos en cada carrera, pero estoy en mi mejor momento de la temporada, a pesar de que en las últimas dos carreras he conseguido sólo 13 puntos”, ha subrayado. Sobre los problemas que ha padecido esta temporada bajo la lluvia, el piloto mallorquín ha opinado que su nivel “no es tan malo como puede parecer” y ha defendido que cuando tiene “confianza” también puede ser “muy rápido” cuando la pista está mojada.

En relación con las consecuencias de físicas de la caída padecida en San Marino, Lorenzo ha explicado que “por fortuna no ha sido nada”, si bien ha admitido que le duele “casi todo el cuerpo”. Lorenzo ha hecho estas declaraciones en la presentación en Europa de la compañía china de telefonía móvil Zopo, cuya imagen de marca en España será el dos veces campeón de MotoGP.