07
Jue, Abr

Morel Rodríguez Ávila: Estamos pagando los errores de una revolución insensible

Politica

En mi gobierno hubo previsión, responsabilidad y eficacia en materia de servicios públicos. Se inauguró el acueducto submarino que desde el Turimiquire abastece de agua a Margarita y Coche. Nunca como ahora nos habíamos quedado sin agua

Denuncia Morel Rodríguez Ávila que la falta de agua potable es culpa del actual gobierno que no ha mostrado preocupación verdadera por solucionar tan crucial problema.

Lo afirma basado en la irresponsabilidad y torpeza que caracterizan la gestión del presidente Maduro a nivel nacional y de Carlos Mata Figueroa a nivel regional. Un gobierno, explica, carente de eficiencia, de dedicación y sensibilidad social. Advierte que por no haber enfrentado a tiempo lo concerniente a revisión de los sistemas correspondientes, tanto en las presas de Clavellinos como del Turimiquire, en cuanto al oriente venezolano corresponde, el gobierno permitió que la falta de agua en el presente haya adquirido características de emergencia.

El gobierno, agrega, pudo muy bien enfrentar a tiempo la situación pues mucho se le advirtió. Pudo hacerlo, afirmó, porque tenía dinero suficiente y tenía a mano los proyectos que la democracia le dejó.

Pero, apenas ocupado como estuvo en imponer su ideología, olvidó atender los requerimientos técnicos propios de tan fundamental servicio público. Recordó que en su gobierno hubo previsión, responsabilidad y eficacia.

En el gobierno del presidente Jaime Lusinchi, puso como ejemplo, fue inaugurado el acueducto submarino que abastece de agua, desde el Turimiquire, a Margarita y Coche. Y en relación al acueducto que la trae desde Clavellinos, dijo que en tiempos de la democracia se adelantó gran parte de esta obra tan importante, mucho tiempo retardada por el Gobierno central.

Esta tubería también está muy afectada a lo largo del trayecto en tierra firme, reiteró, debido a la creciente cantidad de perforaciones ilegales que numerosos productores han realizado clandestinamente, sin que el gobierno resuelva este perjudicial problema, que reduce en cifra importante el caudal de agua que finalmente llega al territorio insular.

Aquí también ha fallado el gobierno, aseguró, pues su deber es imponer las regulaciones del caso. Los pueblos de Margarita y Coche, precisó, estamos pagando ahora los errores de una revolución insensible, que no le duelen las carencias que afectan al pueblo; un gobierno que prefirió mejorarle los servicios públicos a otras naciones, para comprar solidaridades que enfrentar la problemática nacional.

Si hubiese implementado lo que la democracia les dejó, tanto para lo correspondiente al servicio eléctrico como el del agua potable, el país hoy en día no enfrentaría los graves problemas de falta de electricidad y carencia de agua. Dijo que si la situación prosigue con la gravedad que han advertido los especialistas, lo que le ocurra al Guri será total y absoluta culpa del gobierno que presidió Chávez y del actual que dirige Maduro.

Una cosa bien distinta es que por fenómenos naturales falte agua y otra que por imprevisión, negligencia, desidia e irresponsabilidad fallen los sistemas.

Tweet
Buffer
Convalores
Chip a Cookie
Materia