Juniel Querecuto se encargó de darle brillo a un encuentro, a ratos tedioso. El novato fue el punto de ignición que desencadenó la ofensiva de los Tigres de Aragua y deslumbró con su solvente guante en el campocorto, en el triunfo, 3-1, contra Ciego de Ávila, en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

El equipo Tigres de Aragua, flamante campeón de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, se entrenó el sábado por la tarde en el Estadio José Pérez Colmenares, de Maracay, con nueve de sus 13 refuerzos.

Más artículos...