Carlos Andres Michelangeli: Gobierno improvisa con construcción de BTR

Anzoátegui

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Anzoátegui, Carlos Andrés Michelangeli, solicitó al gobierno regional rendir cuentas a los ciudadanos por  el proyecto Bus de Transporte Rápido (BTR).

Dijo el parlamentario que en el año 2014 la AN aprobó 600 millones de bolívares para la elaboración del proyecto y posteriormente se asignaron 25 millones de dólares.

“Qué hicieron con el presupuesto”, cuestionó Michelangeli quien recordó que en septiembre de 2014 el ministro de Transporte y Comunicaciones, Haiman El Troudi anunció que la obra comprendía 61 paradas, de las cuales el gobierno regional dice haber construido 21, pero la realidad es que solo se alzaron 19.

El diputado mencionó que la obra carece de planificación. Sostuvo el parlamentario que, según las estimaciones del Colegio de Ingenieros, en 20 años las principales vías de acceso no han sufrido modificaciones importantes y el crecimiento del parque automotor contabiliza por lo menos unos 10 mil vehículos circulando diariamente por el área metropolitana.

En este sentido aseveró que, una de las razones del evidente colapso vehicular es que la capacidad de las vías es superada por la demanda y el gobierno regional lejos de ampliar las avenidas existentes o crear nuevas rutas de acceso, con el BTR se eliminaron dos canales de las principales calles.

Agregó que la industria petrolera ha determinado, en gran parte el crecimiento de la conurbación en el eje norte y las vías de comunicación, escasas de por sí, son compartidas con  la actividad de transporte de la industria por lo que cualquier variación en los niveles de crecimiento impacta directamente en la calidad de vida de los ciudadanos.

Detalló, además, que el gobierno regional no previó la construcción de aceras, ni pasarelas y al colocar las paradas en el medio de las principales arterias viales, 250 mil personas se verán obligadas a cruzar las avenidas sin las debidas medidas de seguridad.

A esto se le suma que las paradas en su mayoría fueron construidas en contraflujo, lo que genera que en algunos espacios, como los elevados de Lechería y Puerto La Cruz, los autobuses se vean en la obligación de compartir el canal con los vehículos particulares. “Lo peor de esta situación es que el gobierno lo admite y la solución que da es que los conductores deben acostumbrarse”, señaló.

Sostuvo también que la improvisación del gobierno y la falta de señalización en la construcción de la obra ha cobrado la vida de por lo menos dos personas en accidentes de tránsito.

Agregó Carlos Michelangeli, que también falta por determinar qué sucederá con los 3 mil 500 vehículos pertenecientes al transporte público.

Finalmente dijo el parlamentario que coincide en la necesidad de desarrollar un sistema de transporte público masivo y moderno, pero articulando esfuerzos y tomando las recomendaciones de estudios vigentes y debidamente sustentados con planificación de carácter urbano y con miras a necesidades futuras que ofrezcan una mejor calidad de vida a los anzoatiguenses.