Está aquí: Home Sitios de interes Nueva Esparta Casa Aduanal de Pampatar. Orgullo Centenario de Nueva Esparta.
La Enfermedad Inflamatoria Intestinal es una dura prueba que se puede controlar

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal es una dura prueba que se puede controlar

Muchas enfermedades autoinmunes todavía no tienen un origen determinado, a pesar de las múltiples investigaciones cientí...

Fundación ConValores te invita a Donar un regalo en esta Navidad, un niño espera por ti

Fundación ConValores te invita a Donar un regalo en esta Navidad, un niño espera por ti

La Navidad es una  época maravillosa en la que se respira generosidad, humildad, gratitud, solidaridad, reconciliación, ...

Cuestionan excesivo aumento de la canasta básica del venezolano

Cuestionan excesivo aumento de la canasta básica del venezolano

Señaló que la canasta básica en lo que va de año, ha alcanzado un aumento de aproximadamente 96, 6% de incremento en 11 ...

Casa Aduanal de Pampatar. Orgullo Centenario de Nueva Esparta.

De los numerosos Patrimonios Culturales Arquitectónicos con los que cuenta la bella isla de Margarita, quizás sea la antigua Casa Aduanal de Pampatar uno de sus mayores orgullos, pues propios y extraños quedan fascinados por este lugar que es punto de referencia para todos los amantes de la cultura, la historia y el desarrollo neoespartano.

Producto de las ventajosas condiciones geográficas que por la gracia de Dios tiene la Bahía de Pampatar, este punto margariteño, desde la colonia hasta hoy, ha mantenido una larga tradición portuaria. Ello determino que ya hace un siglo se creara La Aduana cuyas funciones en la medida de lo posible ha sido controlar el contrabando y los tramites de importación y exportación de los bienes que entran o sale de la isla.

Para tales efecto y a pesar de los cambios de las políticas aduaneras que durante y parte de los siglo XIX y XX ocasionaron el cierre de la Aduana de Pampatar en cuatro oportunidades. Sin embargo el 26 de Abril de 1905 (este año 100 años de eso) el Presidente Cipriano Castro, decidió comprar por 50 mil bolívares al General Policarpio de Mata y su familia, una casa cuya construcción se inicio en 1863 para que con sus dos plantas, líneas neoclásicas y otras características arquitectónicas coronadas por el escudo neoespartano fuese convertida en sede de la actividad aduanal entre 1905 y 1961, año en el cual fue abandonada hasta que en 1978, el CONAC y FONDENE la recuperaron con la finalidad de transformarla en un edificio administrativo y sitio de interés del Patrimonio Histórico de la Nación siendo decretado como tal en 1979.

Así pues, con el mismo color del reflejo del azul marino que la vio erigirse, la antigua Casa Aduanal de Pampatar en su actual condición de sede del Fondo de Desarrollo de Estado Nueva Esparta, es verdaderamente una tacita de plata para el fomento de la cultura de Margarita, Coche y Cubagua. En su diseño interior se ha mantenido el concepto integral de ser un espacio funcional para las exigencias propias de oficinas administrativas sin causar perjuicio alguno al sabor y tradicional de una casa típica margariteña que se siente orgullosa de resguardar numerosas obras de artes como esculturas, pinturas y otras que de manera itinerante son expuesta para el disfrute de los visitantes y los usuarios de la Biblioteca Ramón Borra Gómez, la cual posee una envidiable colección de libro de temas y autores margariteños con lo cual FONDENE y su fondo editorial magnificamente cumple con el objetivo de impulsar el desarrollo económico neoespartano mucho mas allá de las funciones administrativas del Puerto Libre lo cual causa admiración, pues es notorio el trabajo que se hacen.

En fin si visitan Pampatar ya sea por su castillo, playa y sancochos de pescado, seria imperdonable no visitar la Casa Aduanal . Orgullo neoespartano.