Alfredo Díaz: “Nuevas barreras al sector económico no resolverán inflación y desabastecimiento”

Politica

Para el líder de la alternativa democrática, el Gobierno nacional demuestra su incapacidad, en materia económica no sólo con el nuevo sistema de precios, sino con la falta de incentivo al Puerto Libre y a la producción nacional

El alcalde de Mariño y líder de la alternativa democrática en Nueva Esparta, Alfredo Díaz, sostiene que las nuevas barreras impuestas por el Gobierno nacional al sistema económico, como la reforma a la ley de costos y el establecimiento de distintas bandas de precios a algunos rubros, no resolverá el binomio inflación-desabastecimiento, y sólo constituye un nuevo control desacertado, que agravará la crisis al no significar estímulo a la producción nacional.

Díaz coincide con expertos del área económica en que la reciente reforma a la de precios sumará una nueva dificultad al Puerto Libre, régimen aduanero especial que va camino a la desaparición, por la falta de incentivo del ejecutivo regional y nacional, que no concretaron su promesa de progreso para Nueva Esparta, una región que sufre el colapso de servicios y grave déficit en materia de transporte acuático y aéreo, pese a ser destino turístico. “Este gobierno en lugar de asumir responsabilidades vive de echarle la culpa al pasado, a la cuarta república, cuando nuestra Isla registraba crecimiento paulatino, desarrollo que se trabó con la llegada de la llamada revolución, los neoespartanos sabemos que es hora del cambio, porque de lo contrario desaparecerá por completo nuestra vocación turística y comercial”, señaló.

El líder democrático rechaza que el Gobierno regional no tenga un plan B ante el deterioro de la condición turística de la Isla por la falta de inversión, reflejada en que insulares aún utilizan la tubería submarina procedente de los embalses de Los Clavellinos y Turimiquire, construida hace décadas, un problema al que se le suma el desabastecimiento de anaqueles, que obliga a comerciantes a restringir el horario de venta. “Las tiendas están cerradas, porque lamentablemente no existe inventario, una realidad que no se corresponde con la promesa de desarrollo y seguridad efectuada por el ejecutivo regional en 2012, pues la inseguridad cada día es más creciente, por lo que hemos redoblado los esfuerzos en nuestra policía municipal”, señaló. “En nuestra gestión seguiremos apostando a un mejor país siendo modelo de gerencia pública, con la inversión efectiva en educación, deporte, servicios públicos y saneamiento ambiental, con la que hemos logrado posicionarnos como el municipio más limpio de la entidad, como reconocen distintos sectores”, señaló.