Síndrome diarreico crónico es un indicador de enfermedad inflamatoria intestinal

Salud y Vida

La diarrea es una alarma de nuestro organismo para indicarnos que algo no está bien en el sistema gastrointestinal. Hay que estar alerta cuando esta molestia se presenta de manera recurrente o con una duración de 20 días o más y pasa a ser un síndrome diarreico crónico, patología que es considerada uno de los principales indicadores de la  enfermedad inflamatoria intestinal.

El síndrome diarreico crónico interfiere con la absorción de nutrientes y puede  acarrear una deshidratación o desequilibrio de las sales en el cuerpo del paciente. De acuerdo a lo descrito por el gastroenterólogo Miguel Aparcero, esta condición requiere una evaluación exhaustiva, ya que puede tratarse de una manifestación clínica de la  enfermedad inflamatoria intestinal, término que engloba patologías de etiología inespecíficas, tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. 

La importancia del diagnóstico y tratamiento temprano de los cuadros diarreicos radica en que su progreso puede generar una disfuncionalidad en el colon. El especialista en gastroenterología comentó que esto puede incidir en la calidad de vida de las personas afectadas, por las constantes y repetidas idas al baño.

El galeno destacó la necesidad de asistir a consulta con un gastroenterólogo ante cualquier alteración de la función digestiva que esté generando molestias. “Los pacientes que tengan diarrea crónica y que estén limitados en su rutina, deben acudir al especialista para elaborar un plan de trabajo que conlleve a un diagnóstico certero. De esta forma, se puede iniciar una medicación para el afectado,” enfatizó.

Con respecto a la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, afecciones que pueden estar relacionadas con el síndrome diarreico, el doctor expuso que el tratamiento para ambas patologías va destinado a aliviar la sintomatología presentada por la persona, pero no su total cura. Incluso, destacó que lo ideal siempre es retardar la necesidad de recurrir a procedimientos quirúrgicos. “Inducir y mantener la remisión con el tratamiento adecuado, es el objetivo primordial del mismo, lo cual conlleva a reducir notablemente la necesidad de cirugía en estos pacientes,” concluyó. 

Tweet
Buffer