Algunas técnicas para tener glúteos tonificados

Salud y Vida

Actualmente todos sabemos que el mundo de la estética  ha evolucionado con las cirugías para adelgazar, los implantes mamarios, productos de gran variedad etc;  si nos enfocamos en el punto mas importante o sea la raíz del problema ya no es como mejorar tu imagen, ya que todas esta técnicas lo pueden hacer, es por esto que debemos enfocarnos ahora en lograr tener un físico que sea bello, estéticamente armonioso y equilibrado.

Una de las parte que ha quedado un poco descuidada son los glúteos cosa increible ya que estos son el punto mas atractivo y que mas llama la atención tanto a hombres como mujeres desde tiempos remotos.

Existen muchas formas para poner este grupo muscular en forma pero debemos saber y estar claros de cual es nuestra situación real y que es lo que queremos, hay personas que por naturaleza, genética o forma de vida han desarrollado unos glúteos, fuertes, grandes, tonificados, pequeños, fofos, con celulitis en fin variedad de formas.

He aquí algunas maneras de levantar la retaguardia y darle tono:

  • Sentadillas: es el ejercicio más clásico y efectivo para los glúteos. Consisten en agacharse y levantarse lentamente, solo flexionando las rodillas y sin arquear mucho la espalda.
  • Arco de piernas: en posición acostada y de lado, consiste en dibujar arcos invisibles en el aire con la pierna recta, como si el pie fuera la punta de grafito de un compás. Un aro vertical puede hacerse acostándose del lado izquierdo, subiendo y bajando la pierna derecha como si fuera un limpiaparabrisas. Luego de diez repeticiones para cada pierna, se pueden alternar con un arco horizontal al frente, como si se intentara patear hacia delante y hacia atrás algo que estuviese al mismo nivel que el eje horizontal del cuerpo.
  • Puentes: acostándose boca arriba en el suelo o sobre una colchoneta, los brazos deben ir a los lados y las rodillas flexionadas en arco. Las plantas de los pies van apoyadas sobre el piso y separadas entre si con una distancia equivalente al ancho de las caderas. El ejercicio consiste en levantar la pelvis lentamente con la ayuda de las caderas, al punto de que el cuerpo forme una línea diagonal desde los hombros hasta las rodillas. Una vez arriba, hay que mantener la posición por unos segundos y luego bajar lentamente. La tensión del proceso debe acumularse en los glúteos, que además deben ser la última parte del cuerpo en volver a tocar el suelo.
  • Escalón al frente: consiste en subir y bajar un escalón varias veces, primero con una pierna y luego con la otra. También puede hacerse con mancuernas en las manos para aumentar la resistencia.
  • Patada atrás: consiste en apoyarse en manos y rodillas, en posición de gateo. Mientras una rodilla reposa en el suelo, la pierna opuesta se extiende hacia atrás. La posición se sostiene por un par de segundos y luego se repite. Se hacen dos series de diez repeticiones, una para cada lado.
  • Subir escaleras: quince minutos diarios de estas actividades ayudan notablemente a tonificar los glúteos, pues son los que mas se esfuerzan para proyectar el cuerpo hacia arriba.
  • Caminar: su práctica sostenida varias veces a la semana al menos 45 minutos, a paso rápido y con pequeñas cuestas también puede contribuir a que la retaguardia vaya ganando tono.

Cualquier ejercicio u actividad que trabaje los grupos de músculos próximos a los glúteos, generalmente tendrán incidencia en los mismos.

Tweet
Buffer