EnOriente

Usted está aquí: Inicio Canales Petróleo En Oriente Noticias Brasil 2014 Las grandes promesas calentaron banquillo

Las grandes promesas calentaron banquillo

Las grandes promesas calentaron banquillo

El viernes 13 no se han producido novedades en la búsqueda de candidatos al premio al Jugador Joven Hyundai de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Ninguno de los cuatro aspirantes de esta jornada al galardón que premia a las mejores promesas debutantes en el Mundial saltó al terreno de juego.

El día trajo mala suerte a Fabrice Olinga. El joven debutante en la competición vio desde el banquillo la derrota de su equipo, Camerún, a manos de México (1-0). Este delantero de 18 años de edad, suplente del emblemático y ya veterano Samuel Eto’o, podría entrar próximamente en los planes del seleccionador Volker Finke, pues el técnico hará lo posible para que su equipo marque goles en los dos partidos restantes del Grupo A. La velocidad y la astucia de Olinga pueden ser los ingredientes que el equipo necesita.

Países Bajos no requirió los servicios de sus prometedores Memphis Depay y Terence Kongolo, pero ambos hicieron un montón de ejercicio en el banquillo celebrando el diluvio de goles con el que su equipo ahogó a España (5-1). Tampoco el joven dorsal número 9 de Australia, Adam Taggart, intervino en la derrota de los Socceroos a manos de Chile. 

Próximamente
El sábado, en la tercera jornada, podrían saltar al campo varios candidatos. Entre ellos destaca el cuarteto inglés: Alex Oxlade-Chamberlain, Raheem Sterling, Ross Barkley y Luke Shaw. El seleccionador Roy Hogdson ha decidido apostar por caras nuevas y posiblemente conceda minutos de juego a alguna de sus jóvenes promesas en el choque contra Italia.

Los colombianos Eder Álvarez Balanta, defensor central, y Juan Fernando Quintero, mediapunta, suman entre los dos menos de diez internacionalidades, pero Quintero podría echar mano de la influencia y creatividad de ambos como revulsivos. Dos guardametas raramente usados y en plena formación también se sentarán en el banquillo en los partidos de mañana. No parece muy probable que Stefanos Kapino, de Grecia, ni Sayouba Mande, de Costa de Marfil, salten al terreno de juego, pero esto es fútbol y todo es posible.

El central uruguayo José María Gménez, del campeón de la liga española, el Atlético de Madrid, destaca como el clásico bastión charrúa en ciernes. El sábado observará el encuentro desde el banco, esperando impaciente su turno.

 

Fuente  http://goo.gl/TTXfj6

Share

Recibe a EnOriente en tu correo electrónico:



Google+