EnOriente

Usted está aquí: Inicio Canales Opinión Así podría ser el desastre económico en 2014 y 2015 // Por: Alex Vallenilla @alexvallenilla

Así podría ser el desastre económico en 2014 y 2015 // Por: Alex Vallenilla @alexvallenilla

La terquedad de no asumir que Venezuela está en una grave crisis económica, lleva al país rodando al abismo. La caída de la Pyme está cantada. Las pequeñas empresas ahora con una ley de ganancias limitadas, pudieran salvar ese obstáculo, aumentando la rotación de inventarios, el problema es que no hay inventarios.

 
Para el primer y segundo trimestre de 2014 veremos como la Pyme cae una a una, generando desempleo masivo. La caída de la Pyme tiene sus fundamentos en falta de divisas para importar bienes, servicios y materias primas, la falta de fábricas en Venezuela, los altos costos operativos, los costos laborales y en la caída del consumo por la elevada inflación que se arrastra desde años atrás.
 
El cierre masivo de la Pyme se traducirá en menos oferta de bienes, por ende más inflación y mucha más escasez. El desempleo y la caída del ingreso de los trabajadores, luego de golpear a la Pyme, arrastrarán consigo a la gran empresa que aún queda en pie.
 
A partir del segundo semestre de 2014, los estragos llegarán a las cuentas del gobierno nacional, que por caída de la actividad económica señalada anteriormente, verá como merman los ingresos reales de la vía impositiva, es decir menos recaudación de IVA e ISRL, los municipios y gobernaciones verán menos ingresos impositivos y si el ingreso nacional a través del IVA se reduce, los situados constitucionales también cederán.
 
Esto pondrá en jaque a los trabajadores públicos en todos los sectores, la construcción de nuevos hospitales y el funcionamiento de estos, la construcción de nuevas escuelas y su funcionamiento, el aumento de sueldos ya perderá sentido, podrán subir los salarios mínimos todo lo que imaginen, no servirá de nada.
 
Todos los bolívares de la alta liquidez monetaria, creada irresponsablemente por la impresión de dinero, para financiar toda esta locura, quedarán represados en la banca nacional, la privada sobre todo. Los bancos venezolanos con mucha posición en bolívares, altísima liquidez que a final de cuentas no valdrá nada, ¿Qué valdrá tener un cuarto lleno de grandes cantidades de bolívares, si no habrá un kilo de leche para comprar?
 
La alta posición de los bancos venezolanos, con bonos de deuda de Venezuela y Pdvsa, que ya cayeron -16% en 2013 desde que Maduro asumió, causando pérdidas en los bancos en moneda extranjera en esas carteras. A ello se suma que casi todo este país está endeudado con la banca nacional, si cae la Pyme y el desempleo se dispara, con ellos la morosidad con los bancos será igual. Empezando 2015 los bancos venezolanos podrían no estar dando buenas noticias. Tienen muchos bolívares, que no valen, muchos bonos en moneda extranjera que caen de precio y el riesgo de una morosidad históricamente alta.
 
Si Nicolás Maduro insiste con la locura, en 2014 sabremos de noticias de cierre de pequeñas empresas, de alto desempleo, aunque Eljuri maquille sus cifras, y finalmente, el Apocalíspsis financiero. Por cierto el alto desempleo y cierre de empresas causará igual daños a los fondos de pensionados del IVSS, la cotización de empresas y trabajadores, caerá significativamente, los pensionados también sufrirán. El Socialsimo del Siglo XXI ha sido una burbuja inflada con bolívares sin respaldo. Ha estallado.

Share

Recibe a EnOriente en tu correo electrónico:



Google+